Con la llegada de las altas temperaturas, no seremos los primeros ni los últimos que nos lancemos a disfrutar de la playa o la piscina y, por ello, es importante tener en cuenta que vamos a realizar muchas actividades acuáticas en las que nuestros oídos pueden sufrir otitis y algún que otro problema de salud.

Cuando nadamos en una piscina nuestros oídos están expuestos a la entrada de bacterias, virus y hongos presentes en el agua. Estos, sumados a las altas temperaturas, generan el ambiente perfecto para la proliferación de infecciones y la aparición de las llamadas otitis externas.

Aproximadamente el 85% de los problemas de otitis se producen en verano.

La causa de la otitis externa es la retención de agua en el conducto auditivo externo que hace de “caldo de cultivo” para que bacterias o gérmenes puedan proliferar y causar una infección. Si nuestra piel no está húmeda, estos microbios no tienen nada que hacer pero, tras darnos un chapuzón o una ducha, nuestra primera línea defensiva siempre está algo más expuesta a estas infecciones.

Otra de las problemáticas asociadas a los deportes acuáticos es la barotitis o barotrauma. Éstos son producidos por excesos de presión en el oído medio, ya sea por una inmersión o bien por un cambio de altura brusco, durante un vuelo o viaje.

No hay por qué alarmarnos, pues aunque en su mayoría son patologías muy dolorosas, con un tratamiento eficaz dejan de ser un problema de mayor gravedad.

Te invitamos a que sigas unos pequeños consejos para el cuidado de los oídos y prevenir las molestias que causa la otitis externa, ahora que empieza la temporada de baño.

Síntomas de la otitis externa

La persona que padece una otitis externa puede presentar alguno o todos los siguientes síntomas:

  • Dolor intenso. Aumenta sobre todo al presionar el oído
  • Posible secreción de tono amarillento
  • Pérdida de audición temporal, debido a la inflamación del conducto auditivo
bandas proteccion auditiva agua
quotes e1594578751410

Protege a tus hijos de la otitis este verano

Tratamiento de la otitis externa

La otitis externa suele responder bien al tratamiento y su resolución completa puede durar de 6 a 7 días, aunque el alivio de los síntomas se puede notar a partir del segundo o tercer día.

Habitualmente, la otitis externa se trata con gotas de antibiótico que deben ser administradas hasta tres días después de la desaparición del malestar. Debe ser tratada por un facultativo, sobre todo en lo referente a la utilización de medicación con antibióticos, tanto en gotas como por vía oral.

Se utilizan tratamientos tópicos (gotas directamente al oído) con antibióticos, que se deben administrar hasta tres días después de la desaparición de los síntomas.

Nosotros siempre te recomendaremos el uso de protectores a medida, pues además de ser un protector eficaz, ofrecen la mejor defensa contra el agua al adaptarse perfectamente a la forma del canal auditivo.

los protectores auditivos se fabrican tanto para niños como para adultos y son confeccionados con material hipoalergénico, ligero y flexible.

Nosotros te ayudaremos y aconsejaremos sobre cuál es el protector que mejor se adapta a tus necesidades. Contamos con un equipo de profesionales auditivos y trabajamos con los mejores fabricantes del mercado y empresas líderes en audición. Pide cita o simplemente entra en cualquiera de nuestros centros auditivos y te aconsejaremos sobre las opciones y tratamientos disponibles.

Sabemos lo importante que es ofrecer un servicio de calidad a todos nuestros pacientes, por ello, siempre disponemos de diversas prestaciones que se adaptan a las necesidades de cada persona.

Nosotros estamos para ayudarte

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.8 / 5. Recuento de votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sobre José Javier Goméz Cano

Técnico Superior en Audioprótesis por IES La Guineueta de Barcelona y Grado de Óptica y Optometría por la UMU. Director Técnico de Centros Auditivos la Flota.