ATENCION PROFESIONAL, ASESORAMIENTO INDIVIDUALIZADO Y LA TECNOLOGIA AUDITIVA MÁS AVANZADA

Toda adaptación de audífonos es un proceso empieza por la realización de un buen historial clínico y una pruebas audiológicas. Se realizará un estudio riguroso de las pruebas obtenidas y de ahí nuestro consejo audioprotésico al paciente. Siempre dando la solución óptima.

El protocolo de trabajo que realizamos en nuestro centro es el siguiente:

1, Anamnesis 

La anamnesis consiste en una pequeña entrevista con el paciente en la que se recogen sus datos personales, antecedentes de patologías de oído, antecedentes familiares de pérdida de audición, datos subjetivos de su pérdida auditiva, otras patologías, medicación...

2, Otoscopia.

Seguidamente procedemos a la visualización del pabellón auricular, conducto auditivo externo y membrana timpánica para verificar su estado.

3, Impedanciometria (timpanometria y prueba del reflejo estapedial) 

Es una prueba objetiva (no se necesita la colaboración del paciente) en que valoramos el estado en el que se encuentra el oído medio

4, Audiometria tonal aérea y Audiometria tonal ósea.

En la audiometría tonal aérea se colocan unos auriculares al paciente y éste debe responder, con un pulsador, o bien levantando la mano, cada vez que oiga un sonido (son distintos tonos), por muy leve que éste sea. Con ello se averigua su umbral mínimo de audición, es decir, lo mínimo que el paciente es capaz de oír.

En la audiometría tonal ósea lo mismo que para la vía aérea pero colocando un vibrador en la mastoides (hueso en la parte posterior del pabellón auricular), en vez de los auriculares en los oídos.

5, Umbral de disconfort o de molestia.

6, Logoaudiometria.

Es una prueba que se realiza para obtener la capacidad del paciente para entender el lenguaje hablado. Esta prueba es muy importante ya que no es lo mismo oír que entender. Un paciente puede oír más o menos bien y tener una mala comprensión. Para la realización de la prueba se utilizan como estímulos palabras, que el paciente tiene que repetir. Dependiendo de los resultados se optará por seleccionar audífonos con unas características u otras, además de poder hacer un pronóstico del rendimiento audioprotésico.

7, Medidas en oído real o pruebas Rem.

Previo a la adaptación de un audífono, a través de un audioanalizador, se obtienen las curvas de resonancia natural del conducto auditivo externo (REUR). Un conducto auditivo externo amplio y recto, por ejemplo, no producirá la misma resonancia al ser ocluido por el audífono, que un conducto auditivo externo estrecho, corto y curvado, por lo que es importante que éste valor sea considerado a la hora de programar los audífonos y personalizar más la adaptación audioprotésica.

Posterior a la adaptación audioprotésica, a través del audioanalizador, también se obtienen otras curvas (REIG) para valorar la ganancia (amplificación) que está proporcionando el audífono in situ.

8. Selección del audífono y adaptación del audífono.

9, Valoración subjetiva del rendimiento audioprotésico.

Realizamos una audiometría tonal en campo libre para valorar la ganancia funcional que ofrece la prótesis auditiva. En esta prueba los estímulos (tonos puros) son emitidos a través de unos altavoces. También realizamos una logoaudiometría en campo libre. Consiste en una audiometría verbal con los audífonos, en donde el estímulo (palabras) son emitidos a través los altavoces. Con ello podemos comparar los resultados obtenidos SIN y CON audífonos.

10. Informe audioprotésico.

Entregamos al paciente un informe audioprotésico para su ORL en donde consta toda la información del proceso de la adaptación audioprotésica y todos los datos técnicos de la prótesis adaptada. Hacemos entrega también al paciente de toda la documentación del audífono y de las garantías del fabricante

11, Plan de adaptación

Damos todas las normas de uso, cuidado y mantenimiento de los audífonos por escrito y programamos las revisiones periódicas.

Visite nuestro centro de audiologia en
MURCIA