La deficiencia auditiva es el déficit sensorial más extendido a nivel mundial. La pérdida de audición relacionada con la edad, la presbiacusia, es el desorden más frecuente. Aunque creamos que oímos perfectamente, especialmente a partir de los 50 años, cualquier pequeño signo de pérdida de audición detectado a tiempo puede ayudarnos a evitar, o al menos frenar, algunos procesos de deterioro de la capacidad auditiva.

¿En qué consiste el estudio de la audición que Centro La Flota aplica a sus pacientes?

Realizamos un completo estudio tanto audiológico como morfológico, totalmente gratuito, del sistema auditivo, con el fin de definir las características individuales de cada paciente. Existe una batería de pruebas indoloras e imprescindibles para la detección temprana de un problema auditivo, como por ejemplo: la otoscopia, con la que se evalúa el estado del conducto auditivo externo; la timpanometría, para valorar el estado del oído medio; las audiometrías o logoaudiometrías, que determina el nivel de captación y de discriminación del oído para el lenguaje, son algunas de ellas. Con estas pruebas asesoramos a nuestros pacientes y seleccionamos el audífono con el que más buenos resultados pueda obtener. Cada persona es diferente, por lo que hay que asesorar. Nosotros asesoramos a los pacientes seleccionando el audífono que más se ajuste a sus necesidades. Cada adaptación en buenas manos tiene sus particularidades. Para eso hay que basarse en el grado, tipo y localización de la pérdida auditiva, además de tener en cuenta el estilo de la vida de la persona. En la adaptación de los audífonos existe una toma de contacto inicial del paciente con los aparatos, y se va citándolo, posteriormente, para la programación y los ajustes necesarios, según la experiencia del paciente con la ayuda auditiva. Además, se realizan revisiones posteriores por si hubiese una modificación de la pérdida auditiva y así realizar los ajustes necesarios en la programación.

¿Cómo es la adaptación?

Los pacientes que han pasado mucho tiempo sin oír se deben adaptar de manera progresiva, pues si se programan los audífonos con todo el volumen necesario, ciertos ruidos y sonidos pueden ser molestos. Por lo tanto, se irá aumentando progresivamente la potencia necesaria en días posteriores.

¿Qué otros servicios prestan en la clínica?

En Centro Auditivo La Flota, además de hacer un seguimiento personalizado postadaptación gratuito, también realizamos mantenimiento de los audífonos en nuestro laboratorio. Son mínimos y sencillos los cuidados que hay que llevar a cabo para evitar fallos en el circuito electrónico o de cualquiera de sus componentes.

¿Qué supone no utilizar el audífono cuando se necesita?

La verdad es que hay pacientes que desconocen la solución del problema, no reconocen su deficiencia o se niegan a llevar prótesis por razones estéticas. Sea cual sea el motivo, no poner solución puede lleva a situaciones de aislamiento y de evasión de actividades sociales, entre otros problemas. Cuando se adapta una prótesis auditiva se solucionan de forma eficaz estos problemas y mejora la calidad de vida de las personas con sordera. Restablecer la capacidad auditiva comporta volver a entablar relaciones sociales, familiares y salir del aislamiento. Asimismo, se mejora la comprensión de una conversación, y sobre todo, en situaciones de ruido ambiental. En Centro Auditivo La Flota estamos a disposición de toda persona que quiera saber su estado auditivo, y en el caso de que veamos un déficit en la escucha, poder ayudarle.