Existe un alto porcentaje de personas que utilizan audífonos por primera vez y están preocupados por su apariencia externa, sin olvidar que la principal motivación es oír mejor y mejorar su calidad de vida. Los audífonos en Centro Auditivo La Flota combinan diseño y estética para garantizar la mayor discreción y la mejor audición. “Nuestra preocupación por la estética del usuario nos ha llevado a la máxima exigencia. Por ello, los audífonos actuales no tienen nada que ver con los antiguos”, apunta Lidia Martínez, directora técnica Centro Auditivo La Flota, y miembro de la Asociación Española de Audiología y de la Asociación Nacional de Audioprotesistas. En los últimos años ha habido una revolución tecnológica en prestaciones y diseño; de hecho, el gran salto a los modelos digitales se produjo en los años 90, con la aparición del modelo CIC, audífono de adaptación profunda que se introduce en el canal auditivo, y que se conoce como audífono invisible.

Nadie tiene que saberlo.

Actualmente se cuida mucho el diseño con audífonos extremadamente discretos, más ligeros y modernos que se adaptan anatómicamente a la oreja del paciente. Además, podrá elegir entre una amplia gama de colores a juego con su tono de piel y de cabello, o que encajen con su estilo.

“En las revisiones auditivas gratuitas de Centro Auditivo La Flota le recomendamos el audífono digital que mejor se adapte a sus necesidades de comunicación, estilo de vida y presupuesto. Recomendamos la mejor solución tecnológica de acuerdo con el perfil de cada paciente, y le ayudamos a seleccionar el modelo de audífono más indicado, ya que ofrecemos un gran abanico de formatos para cubrir cualquier tipo de pérdida auditiva (leves, medias, severas o profundas)”, señala Lidia Martínez. Es fundamental que un especialista le aconseje, pues existen diferencias tecnologías y prestaciones en los audífonos, que en apariencia no se pueden distinguir si un experto no las explica.

Hoy en día existen audífonos que son capaces de adaptarse automáticamente a los cambios en el entorno y hacen más fácil la comunicación, sobre todo cuando hay ruido. Además, muchos audífonos utilizan tecnología inalámbrica que les permiten comunicarse entre sí y conseguir un ‘paisaje sonoro’ más fiel a la realidad.

“El motivo por el que una pérdida auditiva nos agota es porque, en realidad, no oímos con los oídos sino con el cerebro. El oído es tan sólo el órgano que transmite el sonido. Por eso, si nos cuesta oír, el cerebro debe esforzarse mucho más para procesar y dar sentido a la información incompleta que recibe. De ahí la importancia de oír el mayor espectro posible de sonidos, con la mayor claridad posible. La tecnología se perfecciona para ofrecer un mejor sonido y más natural,y le da al paciente la libertad para elegir qué oír, y cómo oír”, comenta Lidia Martínez.

En Centro Auditivo La Flota puede probar sin compromiso la sensación de utilizar un audífono y ver los beneficios que puede obtener con el uso de las prótesis auditivas.

Para pacientes exigentes en su calidad de audición, en Centro Auditivo La Flota le ofrecen la solución.